¿Qué carreras universitarias te dan más oportunidades?

Reproduciendo, ampliando y actualizando una respuesta ofrecida en Quora durante 2021 a la pregunta del título

¿Qué carreras universitarias te dan más oportunidades?

¡Saludos cordiales!

Creo que las carreras que ofrecen y ofrecerán en el futuro más oportunidades a quien las curse (y a quien sea capaz de generar tales oportunidades a través de ellas, como se plantea en esta excelente respuesta anterior), serán las que más y mejor integren los siguientes factores -entre otros posibles- en sus Planes de Estudio, los apliquen en su implementación, y faciliten al estudiante y futuro egresado la posibilidad de gestionarlos de forma pertinente y efectiva:

  1. La vocación y motivación del estudiante.

  2. Las necesidades actuales y perspectivas del entorno.

  3. Las tendencias de desarrollo del entorno.

  4. La posibilidad de generación de modelos de negocio propio.

  5. La creciente globalidad y digitalización de los ejercicios profesionales.

  6. La cada vez mayor tendencia a la inclusión y la diversidad.

  7. El enfoque a la sostenibilidad medioambiental.

  8. La vocación de responsabilidad social de las organizaciones que son empleadoras potenciales, y del propio egresado como emprendedor potencial.

  9. La posibilidad de desarrollar una carrera profesional bajo los nuevos estándares del tema, que no incluyen la estabilidad laboral tradicional ni el empleo fijo a largo plazo.

  10. La posibilidad de generar, a través del aporte de valor de utilidad social, una marca personal cuyo posicionamiento permita más y mejor desarrollo personal y profesional, y una mejora constante de la calidad de vida.

  11. El potencial que tengan para la generación de capital financiero individual propio ejerciéndolas.

Hace un par de años hice (con resultados muyyyyy interesantes) una pequeña exploración en mi timeline de Twitter entre mis colegas profesionales del personal branding, y otros diversos seguidores, a partir de la siguiente cita del gran Tom Peters, que yo había citado en uno de mis trabajos previos en el que entonces era mi blog académico:

Interesante y muy vigente esta visión magistral de hace tres lustros, ¿verdad? Pues va resultando cada vez más válida, importante, práctica, aplicable, pertinente y contundente, demostrando la genial visión estratégica de su creador.

Por solo citar dos ejemplos que lo demuestran, la obligatoria transformación digital global en marcha -entre otras muchas tendencias ya irreversibles-, y un hecho tan tremendamente inesperado, inédito y transformador como la terrible pandemia que hoy nos agobia (he expresado mi sentir sobre ella y todo lo que implica en esta respuesta anterior), nos demuestran que debemos procurar ser cada vez más independientes de toda estructura ajena -privada o pública- y trabajar para generar nuestras propias estructuras productivas, que sean innovadoras, sustentables, sostenibles, éticas, respetuosas de la colectividad y del entorno, desarrolladoras, enfocadas al aporte de valor de utilidad social que genere calidad de vida, y muy especialmente, capaces de integrarse armónicamente a la dinámica del desarrollo en cada localidad, país, región, y de toda la sociedad a escala global.

Pero siempre, siempre, siempre, aportando valor. Mucho valor. Cada día más valor. Pues como dice mi amigo y colega Guillem Recolons en el título de su reciente y exitoso libro, SI NO APORTAS, NO IMPORTAS. Todo su contenido tiene todo que ver con el tema de las carreras universitarias, las oportunidades que puede haber a través de su ejercicio, y lo útiles que podemos ser al entorno y a nosotros mismos ejerciéndolas.

Nota: si quieres un anticipo de ese importante libro, te invito a revisar la reseña que tuve el privilegio de escribir sobre él, a fines de 2020. En esta respuesta anterior, aquí en Quora, hago una breve referencia al mismo en el contexto de los libros que se han escrito sobre la marca personal y su gestión, y enlazo otras dos reseñas de otros autores sobre el mismo texto.

Y si deseas profundizar un poco más sobre la noción de valor, su relación esencial con nuestra marca personal, y la necesidad que todos tenemos (y cada día más, y más, y más) de aportarlo sistemáticamente en todo cuando somos, hacemos y logramos, te invito a revisar el artículo que muy recientemente escribí como autor invitado en el blog de Guillem. Se titula precisamente Marca personal y valor: desde el hogar donde ambos conviven mejor, y en él te propongo la siguiente definición de valor, citando otro de mis trabajos previos:

Entenderemos el valor como

«la dimensión contributiva que configura, describe y define favorablemente a una marca personal, o sea, el conjunto de aportaciones y/o soluciones que nacen en -o derivan de- ella: modelos de actuación, imagen referencial, contactos, influencias, relaciones, bienes, servicios, ideas, contenidos, sensaciones, emociones, aprendizajes, retos, oportunidades, colaboraciones, desarrollos varios, y/o cualquier combinación de dos o más de estos u otros elementos, los cuales la convierten en valiosa para quienes reciben y valoran su impacto, a partir de las formas y magnitudes en que tales aportes y soluciones contribuyen a mejorar sus vidas. Dichos beneficiarios posicionan positivamente en sus mentes a esa marca personal a partir del valor que ella les aporta y que constituye, para ellos, el sentido existencial y la esencia misma de la marca en cuestión; el recurso o mecanismo que la hace memorable para sus públicos a partir del beneficio recibido. Si lo que ocurre es la no aportación (ausencia) del valor requerido y potencialmente esperado de ella, todo lo anterior funciona e impacta en sentido negativo y obviamente desfavorable para la marca personal de referencia.

O sea: de modo más sintético y directo, hay valor en todo cuanto aportamos a nuestros públicos desde lo que somos, hacemos y logramos, que constituye o representa para ellos una oportunidad para mejorar algún aspecto de sus vidas, o un recurso de cualquier índole con el cual hacerlo, o ambas cosas a la vez. Y ello se manifiesta en negativo, cuando dejamos de efectuar tales contribuciones» (Estrada, 2019).

Por cierto: en este mismo artículo en el blog de mi amigo Guillem, analizo también la importancia de esa excelente y universal fuente de valor llamada Wikipedia, y nuestra necesidad de aprender a utilizarla bien a nivel académico; y te enlazo un libro digital cuyos autores desarrollan muy bien el tema. ¡Te lo recomiendo!

Espero haberte ayudado, y haber aportado algo al debate. Un abrazo desde el Caribe.


Hasta aquí mi respuesta, amigo lector.

¿Qué piensas tú?

Recibe como siempre un abrazo de tu siempre amigo,

Vladimir

Write a comment ...

Creo, de Creer, y Creo, de Crear. ¡Todo para tu éxito!

Un espacio para compartir desde la academia contenidos de diversa índole y sobre diferentes temas (marca personal, gerencia, liderazgo, estrategia, comunicación, formación, academia, talento humano, mentoring, blogging, marketing, branding), y todos tienen un punto común: aspiran a ser valiosos para ti. ¡Sígueme y creceremos!
no stories
There are no posts yet